¿La mejor inversión que puedes hacer? ¡Invierte en café!

invertir en café

Si estás pensando en emprender, en iniciar tu propio negocio, o si ya lo tienes y te planteas cuál es la mejor inversión que puedes hacer, seré claro: Café. ¡Invierte en café!

Y no, no me refiero a que os dediquéis a recolectar o vender café. Me refiero a que os permitáis un café acompañado.
Creo que no somos realmente conscientes de la importancia y relevancia que tiene tomar un café con alguien… 

No importa la actividad de tu negocio, es fundamental construir una red de contactos alrededor para que puedas crecer.
Contar con una red de contactos profesionales que compartir experiencias, colaborar y aprender unos de otros facilitará ese crecimiento, te abrirá puertas, te enseñará y te abrirá muchas puertas. De hecho, es la manera más efectiva de crear sinergias con otros profesionales que compartan tu misma actividad u otra complementaria. Y una de las partes más importantes y útiles son las oportunidades de negocio que surgirán de un simple café gracias a las conexiones que generes…

Pero, más que de contactos me gusta hablar de relaciones. Y es que, al final, no se trata de acumular gente que conoces, eso son contactos; se trata de sembrar relaciones.

Las redes sociales hoy nos permiten estar en contacto con casi cualquier persona y buscar aquellas afines a nosotros. Redes como LinkedIn son realmente efectivas a la hora de encontrar profesionales afines a tu negocio con los que puedas colaborar o establecer relaciones profesionales o laborales.
O quizá conoces a alguien que puede ponerte en contacto con personas con el perfil que te encaja.

Hablo por experiencia propia… De un simple café, muchas veces, surge un proyecto, una idea, una colaboración… y a veces todo ello va a acompañado de una bonita amistad.

No se trata de quedar y conocer gente para cerrar acuerdos o negocios en un primer contacto, esto es muy complicado. Como decía, para recoger la cosecha antes hay que sembrar… A veces surgen acuerdos más rápido y otras menos, pero se trata, sobre todo, de establecer relaciones a largo plazo.

Si no sabes por dónde empezar, te doy algunos consejos de cómo puedes lograr ese primer contacto:

  • Busca perfiles e información información sobre los profesionales que te encajen.
  • Establece tus objetivos. ¿Qué buscas? Financiacion, clientes, proyectos… Esto te ayudará a cerrar el círculo anterior.
  • Ensaya una carta de presentación verbal de 30 segundos. Algo que me parece fundamental en un profesional es que pueda definir de forma clara y breve a qué se dedica. Y que cualquiera lo pueda entender.
  • Fíjate un objetivo del número mínimo de personas a las que quieres conocer y el plazo.
  • No olvides las tarjetas de visita cuando quedes para ese café 😉
  • Manten una actitud positiva y, sobre todo, honesta.

¡Ahora solo toca ponerlo en práctica!

 

¿Cómo quieres vender sin no estás dispuesto a invertir en tu marca?

Support for items purchased before September 1st, 2015

Si te has decidido a leer esto es porque tienes espíritu emprendedor o estás dispuesto a crear tu propia marca o empresa. ¡Bienvenid@ al fascinante mundo de los emprendedores!

El auge de los blogs ha llevado a muchos, algunos muy conocidos y otros no tanto, a crear el suyo propio animando a cualquier persona a crear su negocio. Y a veces me sorprende la ligereza con la que lo hacen…

Quiero empezar diciéndote que, si tienes un sueño y quieres vivir de él, ¡hazlo! Pero hazlo sabiendo que merece la pena pero las cosas no son siempre tan bonitas, ni mucho menos fáciles.
Y, sobre todo, ten en cuenta que es muy complicado dar razones de peso a tus potenciales clientes de que confíen en ti y compren tus productos o servicios si ni siquiera tú confías lo suficiente en ellos como para invertir  en la imagen y desarrollo de tu marca o empresa.

Es prácticamente imposible crear y hacer funcionar un negocio a coste 0. Esto debes saberlo antes e comenzar.
Habrá acciones que puedas realizar tú mism@ u otras estrategias que puedas implementar sin coste, pero eso solo serán algunos de los pasos que debes dar. Para crecer y convertir tu marca o empresa en un referente en el sector, será necesaria una inversión. Esa es la realidad.
Y el que diga o contrario, mucho me temo que no ha montado un negocio en su vida. Es muy importante que seas optimista, pero igual de importante es que mantengas los pies en la tierra.

A continuación te expongolos 7 pasos básicos para montar tu negocio con presencia en a Red:

  1. Estudio de viabilidad de tu idea
  2. Plan de negocio que confirme la viabilidad
  3. Especialización y perfeccionamiento del producto o servicio
  4. Construcción de tu propia marca
  5. Construcción de plataforma de exposición y venta (WEB)
  6. Elaboración de una estrategia de marketing
  7. Aspectos legales asociados a tu actividad

Te recomiendo que desgloses cada punto, te informes, solicites presupuestos para cada uno de los pasos que debes dar…
Y luego, haz balance de tu situación. Es importante que seas consciente de hasta dónde puedes llegar en este momento. Tu negocio requiere, además de esa inversión de la que hablaba, esfuerzo, tiempo, trabajo y un gran compromiso.

Tómate el tiempo que consideres necesario para estar listo. Y cuando decidas emprender, que sea apostando 100% y con la máxima confianza en ti mismo y lo que ofreces. 

Si no inviertes, por ejemplo, en una web adaptada a las características y necesidades de tu negocio y que transmita exactamente la imagen que quieres transmitir, es complicado ganar la confianza y convertir a potenciales en clientes. 
Lo mismo ocurre, por ejemplo, con la estrategia de marketing. Si no inviertes en una buena estrategia, será muy complicado llegar hasta tu público, dar a conocer tus productos o servicios, que la gente te conozca. 

Como ves, imposible no es, solo complejo. Por eso es importante que te lo tomes en muy en serio desde el primer instante en el que vas a «probar suerte». Pero no olvides que la suerte no está ahí eligiendo a dedo tocar a unos pocos, sino que es de quien la trabaja y crea.

¡Adelante!

Una web no te sirve para nada

página web

El simple hecho de tener una página web no garantiza nada, ni recibir miles de visitas, ni siquiera algunas decenas; ni que nos comiencen a aparecer clientes…

Siempre digo que abrir una página web es como abrir una tienda en el desierto. No importa lo bonito que hayas decorado el escaparate, nadie, o casi nadie, va a pasar por allí.
Pero si somos capaces de organizar excursiones que lleven personas que nos interesan hasta donde está la tienda, y llevamos a cabo acciones para que, poco a poco, otros se enteren de que hay una tienda que vende cosas maravillosas en el desierto y deseen ir… entonces puede funcionar.

Es un ejemplo algo exagerado, tus clientes no tendrán que atravesar el desierto para encontrarte, pero espero que haya servido para trasladarte el concepto. Lo que quiero decir es que por sí sola una página web es una herramienta que no nos va a permitir gran cosa. Precisa de otras herramientas y acciones que lleven a nuestro público hasta ella y descubran que tenemos la solución perfecta para sus necesidades.

Ten en cuenta que más o menos cada 2 minutos se genera un nueva nueva web en Internet. Es por ello que resulta fundamental contar con un plan para que nuestro negocio se de a conocer y de esta forma lleguen visitantes que vean nuestros productos o servicios y podamos convertirlos en potenciales clientes.

Nos han repetido continuamente eso de que si no estás en internet no existes. Y en parte es cierto. Pero no todos nos dicen que no sirve estar de cualquier manera, hay que saber estar.

Conozco mucha personas que tras un año con su página web abierta se decepcionan y abandonan su sueño o su proyecto pensando que tener una página web no es necesario para su negocio, o decepcionados porque no han logrado resultados como esperaban. Y el problema no es la web, el problema es que no se ha diseñado y llevado a cabo una estrategia para darla a conocer.

¿Cómo promocionar nuestra web?

Son muchas las formas que existen para promocionar nuestra página web. Y lo cierto es que cada proyecto es un mundo con objetivos específicos y concretos, por lo que habría que valorar cada caso con detenimiento para decidir cuáles son las acciones más adecuadas y dónde llevarlas a cabo. Sin embargo, aquí te dejo algunas formas de promocionar tu web que te permitirán hacer llegar tus primeros visitantes:

  1. Aprovecha toda la papelería y cartelera de tu negocio para poner tu dirección web.
  2. Informa a todos tus conocidos, familiares y contactos de tu proyecto e invítalos a visitar tu página.
  3. Incluye en todos tus emails una firma que incluya el logotipo de tu empresa o marca y tu dirección web.
  4. Si tienes un blog, genera contenidos de manera regular, no solo te ayudará a atraer tráfico hasta tu web, sino que te ayudará a ir construyendo y reforzando tu imagen y reputación online.
  5. Las redes sociales juegan un papel muy importante en todo esto. Utilízalas para ofrecer contenidos interesantes a tu público que enlacen a tu website.
  6. Mailing. Te recomiendo que poco a poco te vayas creando tu propia base de datos de usuarios que les interese tu producto o servicio para posteriormente enviar promociones, novedades, descuentos (siempre sin hacer spam).
  7. El Gest Blogging es otra técnica que te ayudará a aumentar las visitas de web.

Estos son unos pequeños tips que pueden ayudar a promover tu página web, pero te recomiendo tener un plan bien estructurado que te permita ir avanzando hacia tus objetivos de manera clara y medible. 
El camino no es fácil, pero merece el esfuerzo.

 

¿Emprendo?

emprendo

Es indiscutible que la palabra «emprender» está de moda. O al menos ha cobrado mucha fuerza e interés en los últimos años.

Según el diccionario de la RAE, emprendedor es aquel que:

  1. adj. Que emprende con resolución acciones o empresas innovadoras. 

Y así es. Sin embargo, muchas veces de forma automática, al hablar de emprendedores y empresas innovadoras nos vienen a la mente personajes como Mark Zuckerberg, el creador de Facebook. Y no es que no sean emprendedores, claro que lo son, el problema es cuando contamos con que emprender nos reportará de manera automática los mismos resultados, ya sea a nivel económico o profesional.
Lo cierto es que, muchas veces la realidad no es lo que habíamos imaginado o esperábamos. La mayor parte de las veces esa realidad consiste en un camino difícil y los resultados no son como esos resultados abrumadores de algunos emprendedores o empresas.

Emprender no siempre es sinónimo de tener éxito financiero. Y es importante no caer en el error de pensar que el simple hecho de tener una idea y convertirla en proyecto va a derivar en fortuna.

Tener claro que el destino lo creas tú

Caro que hay circunstancias que no dependen de nosotros. Pero un emprendedor no está dispuesto a dejar que ninguna circunstancia sea una barrera.

Llevar y tener una vida laboral o profesional lo más ajustada posible a nuestros deseos depende, en gran medida, de evitar resignarnos a lo que el destino quiera para nosotros, y luchar porque el destino se ajuste a nuestros deseos.

Todo es mejorable

Ser siempre un poco mejor es la filosofía de cualquier emprendedor

No sé si lograrás crear una gran empresa, o una gran fortuna. Pero estoy seguro que, si al llegar al final del camino de tu vida y mirar atrás puedes decir que lograste ser la mejor persona que podías ser dentro de tus posibilidades a todos los niveles, habrá merecido la pena.

Y lo que quiero decir con esto es que quizá, no es cuando hacemos una inversión o ponemos en marcha un proyecto concreto cuando nos convertimos en emprendedores. Quizá empezamos a ser emprendedores cuando tomamos la determinación de decidimos ser mejores: como personas, prepararnos para mejorar a nivel profesional.

De hecho creo que el mejor consejo que se le puede dar a cualquier emprendedor es precisamente ese: ¡Esfuérzate por ser mejor cada día!

Busca tus fortalezas y tus puntos débiles. Y luego, la manera de alcanzar tus metas. El camino no será fácil, pero si crees en tu proyecto y en ti mismo, puedes recorrerlo.

Te invito, antes de lanzarte a la aventura a responder: ¿a qué estás dispuesto?

¡He decidido emprender! Y ahora, ¿por donde debo empezar?

emprender

En los últimos años son muchos los emprendedores que han convertido sus ideas en grandes negocios. Aunque, también han habido ideas que se han quedado por el camino.

Si tienes una idea en la que crees firmemente y, tras mucho darle vueltas, analizar y valorar has decidido emprender, este post es para ti. Y es que, independientemente de que tu idea sea totalmente innovadora y pueda llegar a revolucionar el mercado o sea algo más modesta pero con la capacidad de dar forma a un negocio capaz de diferenciarse, creo que una de las claves del éxito radica, más que en la idea, en una pregunta: ¿por donde debo empezar?

Primero

La respuesta dependerá, en gran medida, del modelo de negocio que has decidido crear… ¿Qué negocio quieres crear? ¿Y por qué?

Mi experiencia me dice que si estás decidido a emprender esas preguntas deben responder un modelo de negocio que te motive, alguna actividad que te guste, a ser posible que te apasione.
Cuando trabajas en algo que te motiva, que te mueve por dentro, enfrentarás los obstáculos con mayor decisión y convicción, será más difícil que alguna circunstancia te lleve a abandonar.

Segundo

Tras el primer paso, en el que debes haber elegido la línea a trazar, es momento de definir el modelo de negocio.
Esta fase o etapa, en la que es importante tener claro a quién nos dirigimos, cuál es nuestra propuesta de valor y qué solución aportamos a ese público objetivo al que nos dirigimos, es muy importante. Tómate el tiempo que necesites para desarrollar tu modelo de negocio, comparte tu idea con tu entorno, pide opiniones a otros que tengan experiencia, busca información…

Tercero

Ya sé que tienes ganas de lanzarte a la piscina y comenzar a nadar en esta aventura que has decidido iniciar. Pero, calma. Una vez desarrollado tu plan de negocio, te aconsejo profundizar en él… Me refiero a buscar, analizar investigar qué necesitan tus futuros clientes, cuáles son sus preferencias, quiénes son tus competidores y qué están haciendo, etc.

Esta es la etapa en la que debemos poner los pies en el suelo. Emprender es una experiencia maravillosa, pero es importante hacerlo siendo conscientes de lo que hacemos, bien informados. Solo así podemos tomar las mejores decisiones.

 

Si has dado estos tres pasos y estás dispuest@ a seguir avanzando en tu proyecto, ¡adelante! Porque la experiencia me ha enseñado que emprender no es una cuestión económica, sino una cuestión de autodeterminación, actitud, decisión.

 

Curación de contenidos y ventas

curación de contenidos

Seguramente has escuchado en algún momento o leído en algún lugar el término «curación de contenidos». Sin embargo, muchas son las personas, especialmente emprendedores, que siguen sin tener muy claro qué es y, sobre todo, qué puede aportar a sus ventas. Trataré de aclararlo a continuación:

¿Qué es la curación de contenidos?

La curación de contenidos consiste en la búsqueda y selección de contenidos e información para posteriormente compartir con el público objetivo los contenidos más interesantes, relevantes y de mayor calidad.

Integre es una fuente inagotable de información. Y eso es, sin duda, positivo. Sin embargo, la información en la red se multiplica por minutos y a veces nos hace perder demasiado tiempo cuando queremos saber sobre un tema concreto. Por ello, cada vez más necesitamos de la curación de contenidos, para filtrar los contenidos a través de procesos sistemáticos y más o menos automatizados que nos permitan ahorrar tiempo y nos faciliten la toma de decisiones.

Curación de contenido y ventas

Aplicar la curación de contenidos al proceso de ventas es una estrategia muy eficaz. A pesar de lo que pueda parecer no es algo complicado, pero sí un proceso que exige un gran trabajo y mucha paciencia.

No existen maneras mágicas que garanticen el éxito. Cada empresa o proyecto es diferentes y cada uno debe buscar su propia forma de hacerlo…

La clave para el éxito se encuentra en saber exactamente dónde está hablando tu público objetivo o potenciales clientes para escuchar con mucha atención lo que están diciendo y prepararte para satisfacer todas sus necesidades y deseos.

La idea es convertir la curación de contenidos en una estrategia de alerta que indique cuándo te necesitan tus potenciales antes de que ellos te llamen o busquen.

Y tú, ¿has implementado ya la curación de contenidos a tu estrategia o la de tu empresa?

Todos los emprendedores necesitamos vender

necesitamos vender

Escuchamos y leemos continuamente que el marketing es la herramienta que utilizamos para «enamorar» a nuestros clientes. Y así es, pero si no nos ayuda a cerrar ventas, algo está fallando. O dicho de otra manera, nuestra estrategia de marketing no tiene mucho sentido.

¿Para qué sirve y utilizamos el marketing? Para darnos a conocer entre nuestro público objetivo, para agradarles, para generar confianza, para posicionar nuestra marca… Pero todo esto solo tiene verdadero sentido si logramos vender, si nos permite finalmente cerrar la venta.

Sin ventas no hay ingresos, todos los emprendedores necesitamos vender. Sin embargo, me sorprende que muchos emprendedores tienen cierto miedo a la venta…

Si tenemos un proyecto que tiene algo que ofrecer a un público concreto y además es de valor y útil, ¡no tenemos nada que temer! Menos aún debemos sentirnos mal o incómodos al vender.
Todo emprendedor debe conocer muy bien lo que ofrece, creer en su proyecto y aprender a decir con seguridad y honestidad: «este es mi producto o servicio, te ayudará resolver o mejorar tal cosa y este es su precio».

Cualquier negocio precisa de unos objetivos de facturación. Y para alcanzarlos las ventas son fundamentales…
Y en el mundo digital disponemos de un sinfín de canales de comunicación para dar a conocer nuestra marca y lo que ofrecemos, para hacer ver a nuestro público el beneficio que le aportará eso que vendemos. No desaproveches el potencial que nos ofrece internet para mostrarle al mundo lo que tu marca, producto o servicios puede hacer por sus necesidades.

Pero sobre todo, no te cierres a mostrar tu intención de facturar. ¿Acaso no consiste en eso un negocio? ¿No se trata de desarrollar soluciones a necesidades y deseos a cambio de dinero?
Ayúdales, soluciona sus problemas, céntrate en satisfacer sus deseos, en hacerlos felices con tus productos y/o servicios y también cóbrales lo que vale todo eso que les ofreces.

Cómo captar clientes con tu página «servicios»

Cómo captar clientes

Si ya tienes un proyecto o un negocio y su correspondiente página web y te encuentras en el momento de captar clientes o aumentar las ventas, es importante que sepas que tu página de «servicios» es una oportunidad única para captar esos clientes y ventas que no debes dejar al azar; este apartado de tu web o la de tu empresa debe estar enfocado al 100% y a conciencia a generar ventas.

La página de «servicios» de tu web o la de tu negocio es esa página o apartado en el que explicas y presentas detalladamente lo que vendes, tu producto(s) o servicio(s).

¿Por qué es tan importante el apartado «servicios»?

Porque, para que un usuario decida comprar tras visitar esta página, debe llamar su atención, captar su interés y cumplir con sus expectativas, incluso superarlas.
Para lograr todo ello es necesario que esta página explique con todo tipo de detalles, pero también de manera clara y concisa lo que vendes. Y al mismo tiempo debe responder a cualquier pregunta que pueda pasar por la cabeza de un usuario.

Ten en cuenta:

El título

Como si de una noticia se tratara, no vale cualquier título, la competencia en la red es muy grande. Busca un título claro pero también impactante.

Gánate la confianza del usuario

Cuenta de una forma muy breve tu historia como profesional o la de tu empresa. Esta es una buena manera de acercarte al usuario, romper la frialdad de lo digital y ganarte su confianza.

Destaca tu valor añadido

Resalta eso que te hace diferente, que no tienen otros, que no ofrece nadie más…

Ofrece soluciones

Tú mejor que nadie debes conocer los puntos de dolor de tus clientes, ofréceles soluciones a ellos. Cuando salgan de esta página deben tener muy claro en qué va a mejorar tu producto o servicio su vida.

Incluye una llamada a la acción

No olvides incluir en tu página de «servicios» una llamada a la acción que te permita, si no realizar la venta, al menos sí poder contactar con el usuario más adelante para informarle de nuevos productos, servicios, ofertas, promociones, etc.

Algunas llamadas a la acción pueden ser:

  • Completa el siguiente formulario para reservar cita
  • Suscríbete y recibirás gratis un ebook

Ten en cuenta que, si ofreces a los usuarios un descuento, algún producto gratuito, una consulta gratis… Atraerás su atención e interés. Eso sí, utiliza solo una llamada a la acción para no distraer su atención.

Ecommerce: ❝No hay segunda oportunidad para una primera impresión❞

clientes felices Ecommerce

Si quieres superar las expectativas de tu público y de tus clientes, debes tener muy claro que, como bien dijo algún día Oscar Wilde, «no hay segunda oportunidad para una primera impresión«.

El nuevo consumidor es muy exigente y reclama un trato especial y, sobre todo, personalizado. Y lo cierto es que hoy, ofrecer una buena atención al cliente como herramienta para estar a la altura e incluso superar las expectativas de los clientes, es algo que está al alcance de todos sin necesidad de grandes inversiones. Pero a pesar de ello, muchos olvidan este aspecto que puede resultar decisivo.

Podríamos diferenciar la atención al cliente en este sentido en función del tipo de negocio. Por ello, en este post, me quiero centrar exclusivamente en tiendas online (en otro post hablaré de otros negocios 😉 )

Con el avance de las nuevas tecnologías y el crecimiento imparable de las redes sociales e internet, han ido aumentando cada vez más las compras online. Poco a poco los consumidores hemos ido dejando atrás los miedos a la hora de realizar nuestras compras por internet; y las marcas, conscientes del auge del comercio electrónico, han apostado por facilitarnos la experiencia de compra y ofrecernos compras seguras a todos los niveles. Pero, creo que para entender a los clientes, lo mejor que podemos hacer es ponernos en su lugar… ¿qué desearías si fueras cliente de tu tienda online una vez que has pinchando en el botón ‘comprar’?

Nadie mejor que tú debe conocer a tu público, por lo que las verdaderas claves las encontrarás tú mismo. Sin embargo, hay una serie de aspectos en común que todo tipo de clientes desean una vez que han hecho clic en ‘comprar’:

Información

Aún hoy a muchos les siguen asaltando las típicas dudas tras haber realizado su compra: ¿llegará mi pedido?, ¿cuánto tardará en llegar?, ¿si no me sirve puedo devolverlo?

Tras cada compra, envía un email de confirmación de la compra con toda la información posible acerca de la misma. Así ayudarás a disipar cualquier posible duda y se reafirmará la confianza de tu cliente.

Seguimiento

Mantener al cliente informado sobre el proceso y estado del envío también te ayudará a consolidar su confianza.

Anticipación

Una buena comunicación es fundamental. Anticípate a todo lo que puedas… Si hay una incidencia con el producto o el envío, anticípate y mantén al cliente informado en todo momento.
La clave está en anticiparte y mantener un comunicación clara y fluida.

Presentación

Si lo que vendes es un producto, el packaging también debe estar a la altura (a poder ser, superarlas) de las expectativas de los clientes. Cuida el envoltorio y el diseño hasta tal punto que sorprenda al cliente cuando lo reciba.

Si consigues sorprender, estarás hablando muy bien de tu negocio sin palabras.

Fidelización

Si un usuario ha confiado ya en ti y te ha comprado. El siguiente reto consiste en fidelizarlo, en conseguir que vuelva a comprar.

Dependiendo del producto o servicio que vendas, tienes infinidad de opciones: puedes hacerle un descuento que pueda utilizar en su próxima compra, un detalle de regalo, etc.

Personalización

Los consumidores de hoy reclaman un trato personalizado. Por eso, este aspecto muchas veces olvidado, puede marcar la diferencia entre un cliente que vuelve a comprar o no.

La personalización también puede llevarse a cabo de múltiples maneras: una carta o email personalizado de agradecimiento, etc.

Crea paso a paso tu plan de comunicación en redes sociales

plan de comunicación en redes sociales

Cualquier estrategia de marketing requiere de tiempo y mucho trabajo. Eso es así. Y lo cierto es que si nos lanzamos a la aventura y luego no le dedicamos el tiempo necesario o contamos con la planificación que requiere, en el mejor de los casos, habremos perdido mucho tiempo. Para minimizar las posibilidades de perder el control de nuestra estrategia o acabar perdiendo el tiempo, un buen plan de comunicación a medida es la clave.

Una de las primeras cosas que se suelen hacer antes de comenzar es elegir las herramientas o medios en los que vamos a estar presentes. Pero lo cierto es que esa no debería ser nuestra principal preocupación, en lugar de pensar en qué redes sociales vamos a estar, la primera cuestión que debemos plantearnos es cuáles son nuestros objetivos.

Cuál es tu público objetivo, dónde lo puedes encontrar, cuál es tu ventaja competitiva…
Una vez que sepas quién es tu target y dónde se encuentra, podrás establecer con eficacia qué medios o redes sociales son las más adecuadas para ti o para tu empresa.

Pero con saber dónde están tus potenciales clientes no basta, es necesario conocer muy bien la cultura de cada red social en la que vamos a estar presentes, establecer objetivos y medirlos, solo así podremos medir los resultados.

Antes de comenzar a elaborar sobre el papel tu plan de comunicación en redes sociales ten en cuenta que éste debe ser lo más claro y conciso posible, ya que buscamos efectividad. Mi consejo es que no te extiendas más de una página, simplifiques y especifiques claramente:

1. Los medios sociales en los que estarás presente

Decide cuáles son las redes sociales en las que tú o tu empresa estarán presentes en función de tu target (Facebook, Twitter, Instagram, Pinterest…).

Mi consejo es que en tu plan de comunicación incluyas también una herramienta de contenido o blog. Incluso es conveniente, debido al gran poder de las imágenes y los vídeos que cuentes con una herramienta para compartir imágenes, como puede ser Flickr o un canal de YouTube.

2. Call to action

Tu plan debe especificar muy bien qué es lo que quieres que hagan los usuarios o potenciales clientes una vez que lleguen a tu página web. ¿Quieres que se registren a tu newsletter?, ¿tienes un ecommerce y el objetivo es que compren?, ¿quieres que se descarguen tu ebook?

A través del call to action o llamadas a la acción podrás, a través de tus posts en el blog, vídeos o actualizaciones en las diferentes redes sociales invitar a los usuarios a actuar.

3. Análisis

Debes saber en todo momento en qué puntos estás y no perder de vista adónde quieres llegar. Y eso solo se consigue analizando.

¿Quieres aumentar las visitas a tu web?, ¿quieres aumentar tus comunidades?, ¿quieres aumentar las ventas de tu ecommerce?

Solo los datos te permitirán enfocar tu estrategia o redirigirla hacia tus objetivos.