¡No pases desapercibido!

no pases desapercibido

Pienso que una de las peores cosas que nos puede ocurrir como personas es pasar totalmente desapercibidos. Tampoco creo que lo mejor sea el extremo contrario… Me refiero a encontrar un equilibrio.

Cuando hablo de encontrar un equilibrio me refiero a un equilibrio entre lo que somos, lo que pensamos y el proyecto que estamos sacando adelante. Hablo de coherencia, de expresarnos de la mejor manera posible de forma que seamos recordados  por las personas que se cruzan en nuestra vida a nivel profesional.

Muchas veces tendemos a buscar ese punto en el que pasamos desapercibidos. Quizá porque es más fácil, o más cómodo moverse ahí. Quizá por timidez…
Sí, por supuesto, también están los del lado justo contrario, los que necesitan llamar la atención continuamente, los que parece un cartel andante. Pero estos a estos, si me permites, prefiero dejarlos al margen en este momento.

Cuando decía al principio de este post que pasar desapercibido es una de las peores cosas que nos pueden pasar me refiero a cualquier ámbito de nuestra vida. Porque cuando pasamos desapercibidos es porque no hemos aportado nada a los que están a nuestro alrededor.
Continuamente hablamos e interactuamos con otras personas. Y lo cierto es que cualquier situación en la que haya interactuación con otros, es una oportunidad para comunicarnos de manera efectiva, útil… y para hacer que de una forma u otra, la otra persona nos recuerde.

Siempre digo que las oportunidades son eso que no cae del cielo, que para verlo, debemos ir a buscarlas, estar alerta y también dispuestos a que se den… En el campo profesional, no sabemos exactamente dónde está la oportunidad, debemos estar atentos. Pero sí sabemos dónde está la oportunidad de hacer felices a las personas que nos rodean o aquellas personas con las que interactuamos, esa oportunidad la tenemos a la vuelta de la esquina y deberíamos siempre aprovecharla.

Con todo esto no quiero decir que fuerces las situaciones, al contrario, es una cuestión de naturalidad. Se trata de comunicarte de manera abierta dispuesto a ofrecer aquello que eres y en lo que crees, siempre de manera constructiva, pensando en tu interlocutor. En definitiva, actuar sin esconderte y de manera natural.

No pases desapercibido, ¡deja huella!

Te invito a que cuando pises lo hagas con fuerza y dejando huella, una huella que los demás puedan seguir.

Es difícil establecer unas pautas. Todos somos diferentes y nuestras circunstancias también los son. Pero estas son algunas de las claves, según mi experiencia, que puedes tener en cuenta para evitar pasar desapercibido, para comunicarte de manera útil y para que te recuerden.

  1. Es importante que sepas adónde vas y cuál es tu meta.
  2. Disfruta del camino, no te dejes llevar por las prisas y precipitaciones.
  3. Insisto, disfruta del camino. Cada una de las experiencias que tienes la posibilidad de vivir cada día, es única. Nunca dejará de estremecerme cada una de esas experiencias… y, sorprendentemente, las más sencillas suelen ser precisamente las mejores.
  4. Deja tu huella. Y para ello, no solo es necesario caminar con un rumbo claro y decisión, sino que también es imprescindible abrir el corazón y el alma. De una manera automática los demás abren sus corazones y sus almas.
  5. ¡Disfruta! El viaje nunca está exento de peligros, pero también está repleto de cosas buenas.

Disfruta de las experiencias de cada día y de las personas que se cruzan en tu camino. Sé feliz y, si está en tu mano, hazles felices.

Cómo tener un blog que sobresalga

blog-existoso

Cuando hablamos de blogs, ya sean personales o corporativos, la competencia es realmente abrumadora. Profesionales y empresas han empezado a entender la importancia de los contenidos y han trazado sus propias estrategias (algunas mejor planteadas que otras) al respecto en las que, el blog, es una de las mejores herramientas que manejan.

Siendo conscientes de que la competencia es muy grande y muy fuerte, si quieres sacar partido a tu blog y marcar la diferencia a través de él, es necesario que elabores un buen plan. Por experiencia sé que solo sobresalen los que cuentan con una buena estrategia y no hacen por hacer, sino que están dispuestos a hacer las cosas bien.

La gran pregunta que todos nos hacemos es «¿por qué unos blogs destacan y sobresalen y otros no?»
Lo cierto es que existen muchas temáticas y factores que influyen, pero si analizamos blogs de éxito, veremos con claridad que existen ciertos patrones que tienen en común; por lo tanto, están contribuyendo a ese éxito:

Una imagen vale más que mil palabras

La inmensa mayoría de los blogs exitosos cuentan con un buen diseño y una imagen muy cuidada. Incluso me atrevería a ir un poco más allá y decir que cuentan con una imagen adaptada y personalizada.

Y es que no se trata solo de tener una imagen atractiva, sino que permita a los demás identificarnos a través de ella. Me refiero a que han hecho que el blog forme parte de su identidad corporativa, logrando que, incluso eliminado su nombre o logo de la web, los usuarios sean capaces de reconocer de qué marca se trata.

Contenidos de calidad

Lo he comentado en multitud de artículos, los contenidos que ofrecemos a las personas que nos siguen, los usuarios, nuestros clientes o potenciales clientes, deben ser originales y de calidad. Deben serles útiles, resolver sus dudas o inquietudes, aportarles valor.

Si hablas siempre de lo mismo pensando que el simple hecho de publicar artículos de manera regular te va a permitir tener un blog exitoso, estás en un error. Si quieres diferenciarte, destacar entre tantos blogs que ya existen, tendrás que aportar valor ofreciendo cosas diferentes: tu punto de vista, tus experiencias, etc.

Además, no te limites a la hora de crear contenidos, abre tu mente y utiliza todos los formatos que tienes a tu alcance; no escribas solo artículos, crea contenidos a través de vídeos, imágenes, infografías, podcast, etc.

La trastienda de tu blog

Hablamos de diseño, de contenidos, podríamos mencionar la importancia de la difusión de tus posts en las redes sociales, etc. Pero de lo que no se suele hablar tanto es de lo que hay detrás del blog, de todas las herramientas y funcionalidades que nos ayudan a convertirlo en un espacio práctico para los usuarios, funcional, interesante para los que nos leen y también para los buscadores, etc.

Los blogs que funcionan bien, que destacan entre tantos, cuentan con una serie de componentes o pluggings que nos permiten introducir en él nuevas funcionalidades (a veces visibles y útiles para los usuarios; otras veces solo son útiles para nosotros y nos aportan información a los que gestionamos el blog).
A veces, estas herramientas son gratis, pero otras veces no. Y debemos aprender a valorar aquellas que son importantes, necesarias y nos ayudarán a llevar a nuestro blog a otro nivel.

Marca personal: Cómo separar la vida personal de la profesional en redes sociales

vida-profesional

La línea que separa lo profesional y lo personal en redes sociales puede ser muy fina por muchos motivos, entre otras cosas porque para nadie es nuevo que de cara a los usuarios la transparencia y la autenticidad son parte del secreto del éxito. Pero es fundamental saber dónde está el límite que no debe traspasarse para que las publicaciones no afecten a la trayectoria profesional.

El cuidado que debemos tener es máximo, ya que un simple comentario desafortunado o una fotografía poco apropiada pueden condicionar nuestra imagen o una propuesta laboral.

Cuando me preguntan cuál es la norma o cuáles son las reglas, yo siempre digo que mi regla, la única que funciona a la perfección es el sentido común. Debemos usar siempre el sentido común antes de lanzar cualquier tipo de contenido a las redes sociales o a internet en general.

La parte más delicada es que es posible perder fácilmente el control. Además, una una vez que hemos lanzado nuestra opinión, visión o cualquier contenido, quedamos a total disposición de los usuarios, que pueden interpretarlo de una manera que se ajusta a nuestras pretensiones o todo lo contrario.

En cuanto al tipo de red social. Lo cierto es que existen algunas en las que la frontera entre lo personal y lo profesional queda bastante clara. Sin embargo, hay otras, como puede ser Twitter e incluso Instagram, en las que es importante marcar muy bien la línea y que queden muy claras las fronteras entre:

Temas profesionales

Estos no presentan gran problema. Serán todos aquellos relacionados con el ámbito laboral, tu sector, etc.

Temas personales

Aquí conviene identificar lo personal que te permite conectar mejor y sintonizar con tus seguidores.

Temas privados

Podrían ser opiniones personales sobre asuntos delicados, relaciones sentimentales, etc.

 

Cierto es que la línea divisoria entre estos aspectos es muy fina, pero la correcta gestión de una marca personal consiste, en gran medida, en saber diferenciar muy bien estos aspectos, definirlo, tenerlos muy claros y saber explotarlos. Transmitir solo mensajes relacionados con lo profesional puede resultar frío e impedir que conectes bien con tu público y acabar cansando a tus seguidores. Si no estás seguro de cómo aplicarlo, mi consejo es que recurras a la técnica del 80/20. Un 80% de contenido relacionado con temas profesionales y un 20% de intereses personales.

 

Las claves para construir tu marca personal en internet

marca personal

La marca personal o personal branding es el proceso a través del que convertimos el nombre de un profesional en una marca poderosa y memorable que permita crear un negocio rentable alrededor de él.

Sé que escuchamos y leemos continuamente sobre marca personal, pero lo cierto es que muchos de esos contenidos se quedan cortos. Y es que la marca personal es mucho más que un logotipo, una página web o emitir mensajes a un público determinado. Para desarrollar una marca personal potente y efectiva es necesaria una estrategia en la que incluir algunas claves fundamentales:

Propiedad intelectual

Y no me refiero con propiedad intelectual a registrar nuestra marca en el registro de la propiedad intelectual. Me refiero a desarrollar una filosofía propia.

Posicionamiento

En este caso tampoco me refiero únicamente a la búsqueda de las palabras clave adecuadas. Que también. Pero quiero hacer más énfasis en lo que se refiere a desarrollar una personalidad o un personaje único, de manera que te puedan identifica fácilmente.

Hoja de ruta

Cualquier emprendedor que conozca mínimamente este mundo, no esperará a que sus objetivos lleguen por ciencia infusa o esas cosas que llaman suerte. Cualquier emprendedor saldrá sensato es consciente de que, para alcanzar sus objetivos debe desarrollar un plan de acción que le permita ir avanzando hacia ellos.

Promoción y difusión

Si quieres que te conozcan tendrás que llegar hasta tu público. Y para ello necesitarás una estrategia de promoción y difusión de tu marca.

En esta parte tendrás que contemplar los canales que vas a utilizar para promocionarte, los mensajes que utilizarás para hacerlo, definir las llamadas a la acción y las técnicas de persuasión e influencia que utilizarás para atraer a tu público y generar su interés, etc.

 

Mí me gusta definir la marca personal como una huella indeleble que dejamos en las personas. ¡No la descuides!

Una web no te sirve para nada

página web

El simple hecho de tener una página web no garantiza nada, ni recibir miles de visitas, ni siquiera algunas decenas; ni que nos comiencen a aparecer clientes…

Siempre digo que abrir una página web es como abrir una tienda en el desierto. No importa lo bonito que hayas decorado el escaparate, nadie, o casi nadie, va a pasar por allí.
Pero si somos capaces de organizar excursiones que lleven personas que nos interesan hasta donde está la tienda, y llevamos a cabo acciones para que, poco a poco, otros se enteren de que hay una tienda que vende cosas maravillosas en el desierto y deseen ir… entonces puede funcionar.

Es un ejemplo algo exagerado, tus clientes no tendrán que atravesar el desierto para encontrarte, pero espero que haya servido para trasladarte el concepto. Lo que quiero decir es que por sí sola una página web es una herramienta que no nos va a permitir gran cosa. Precisa de otras herramientas y acciones que lleven a nuestro público hasta ella y descubran que tenemos la solución perfecta para sus necesidades.

Ten en cuenta que más o menos cada 2 minutos se genera un nueva nueva web en Internet. Es por ello que resulta fundamental contar con un plan para que nuestro negocio se de a conocer y de esta forma lleguen visitantes que vean nuestros productos o servicios y podamos convertirlos en potenciales clientes.

Nos han repetido continuamente eso de que si no estás en internet no existes. Y en parte es cierto. Pero no todos nos dicen que no sirve estar de cualquier manera, hay que saber estar.

Conozco mucha personas que tras un año con su página web abierta se decepcionan y abandonan su sueño o su proyecto pensando que tener una página web no es necesario para su negocio, o decepcionados porque no han logrado resultados como esperaban. Y el problema no es la web, el problema es que no se ha diseñado y llevado a cabo una estrategia para darla a conocer.

¿Cómo promocionar nuestra web?

Son muchas las formas que existen para promocionar nuestra página web. Y lo cierto es que cada proyecto es un mundo con objetivos específicos y concretos, por lo que habría que valorar cada caso con detenimiento para decidir cuáles son las acciones más adecuadas y dónde llevarlas a cabo. Sin embargo, aquí te dejo algunas formas de promocionar tu web que te permitirán hacer llegar tus primeros visitantes:

  1. Aprovecha toda la papelería y cartelera de tu negocio para poner tu dirección web.
  2. Informa a todos tus conocidos, familiares y contactos de tu proyecto e invítalos a visitar tu página.
  3. Incluye en todos tus emails una firma que incluya el logotipo de tu empresa o marca y tu dirección web.
  4. Si tienes un blog, genera contenidos de manera regular, no solo te ayudará a atraer tráfico hasta tu web, sino que te ayudará a ir construyendo y reforzando tu imagen y reputación online.
  5. Las redes sociales juegan un papel muy importante en todo esto. Utilízalas para ofrecer contenidos interesantes a tu público que enlacen a tu website.
  6. Mailing. Te recomiendo que poco a poco te vayas creando tu propia base de datos de usuarios que les interese tu producto o servicio para posteriormente enviar promociones, novedades, descuentos (siempre sin hacer spam).
  7. El Gest Blogging es otra técnica que te ayudará a aumentar las visitas de web.

Estos son unos pequeños tips que pueden ayudar a promover tu página web, pero te recomiendo tener un plan bien estructurado que te permita ir avanzando hacia tus objetivos de manera clara y medible. 
El camino no es fácil, pero merece el esfuerzo.

 

Social Media Plan, ¿para qué lo necesito?

social media plan

Cada día me sorprende ver, comprobar, cruzarme con algunos profesionales y empresas que, aunque están presentes en las redes sociales y además participan en ella de forma habitual, algunas incluso de forma muy activa, no saben por qué o para qué están ahí. Supongo que alguien les dijo alguna vez o escucharon que era algo que tenían que hacer. Esto ocurre porque en sus inicios en las redes sociales no se plantearon ni diseñaron su propio plan de social media.

Pero empecemos por el principio, para saber por qué necesitas un plan de social media, primero debemos saber qué es un plan de social media…

¿Qué es un Social Media Plan?

El social media plan es una parte de la estrategia del marketing digital. La parte que busca y recoge los pasos que la empresa o marca han de dar en las redes sociales para alcanzar los objetivos que se ha marcado la propia compañía o marca.

Cuando realizamos un plan de social media elaboramos un documento que alberga la organización y adecuación de los diferentes medios en los que se ha de estar presente. E incluye también los contenidos que se compartirán y el análisis de los resultados de manera regular.

Para poder elaborar un plan de social media es fundamental un estudio previo del sector, del público objetivo de la organización o marca y también de su competencia.

¿Para qué necesito un Social Media Plan?

Y ahora que sabemos lo que es un social media plan, podemos responder con más exactitud y claridad a para qué lo necesitamos. Para qué necesita una empresa o un profesional que trabaja su marca personal, un plan en redes sociales…

La respuesta es tan clara: contar con un plan bien definido ayudará a definir los pasos que se deben ir dando para lograr de manera consecutiva los objetivos que la propia empresa o marca se ha propuesto conseguir al decidir su presencia en las redes o medios sociales.

 

Tú, ¿has desarrollado un plan de social media?, ¿cómo lo has hecho?, ¿cuáles han sido los resultado?
Me encantará conocer tu experiencia y compartir visiones e impresiones contigo 🙂

 

Emprendimiento y marca personal

emprendimiento y marca personal

El mundo empresarial y laboral se encuentra en constante evolución. Pero en los últimos años ha sido especialmente notable esa evolución en todos los ámbitos: a nivel tecnológico, en cuanto a la internacionalización, también en lo referente a la financiación e incluso en el ámbito de los recursos humanos.

Parece que empezamos a ver una luz en esta dura crisis que hemos pasado y que ha arrasado con los sueños de muchos a nivel profesional.
Aunque muchos somos los que vemos también en las crisis una parte buena, y es que, si se pasa el correspondiente proceso de reflexión que requieren y de aprendizaje, pueden surgir grandes oportunidades y, sobre todo, a comprender cuáles son los esquemas que no debemos repetir.

Si miramos a nuestro alrededor, la mayoría de los que han sido capaces, aunque con dificultad, de sobrevivir a esta dura etapa, han tomado nota y adaptado su estrategia, adoptando una mayor flexibilidad y cambiando algunos patrones que les permitan hacer frente a todo tipo de situaciones… tanto buenas, como malas. En este sentido, las estructuras rígidas pasan a ser mucho más variables, adaptando los departamentos y el personal en función del volumen de trabajo o los proyectos que se realizan en cada momento.

Estamos por lo tanto ante un nuevo escenario laboral en el que poco a poco comienza a perder relevancia, importancia y presencia el puesto fijo en pro de profesionales autónomos, independientes, freelance
El «puesto para toda la vida» poco a poco se convertirá en una utopía, un recuerdo… y el nuevo escenario obligará a los profesionales a trabajar su propia marca personal, ya que pasarán a ser parte de un competitivo mundo en el que los profesionales venden sus servicios…

Así, el emprendimiento deja de verse como algo vocacional para convertirse en algo que nos afecta e interesa a todos. Y es que la evolución en el ámbito empresarial y laboral nos empuja hacia un mundo en el que todos seremos empresarios de nosotros mismos en el que nuestra marca personal será lo más valioso.
Esta evolución nos lleva a todos a la necesidad de construir al menos una empresa: la empresa de nuestro propio conocimiento, capacidades y valores.

Que todos los profesionales construyan su propia marca personal pasa de una elección a convertirse en una auténtica necesidad. Por lo tanto, estamos ante un reto de marketing.

¿Has empezado ya a construir tu propia marca personal?

Cómo diseñar una estrategia de marketing efectiva

plan estratégico

Sobre estrategias y tips para alcanzar los objetivos que nos marcamos al emprender, es mucho lo que podemos ver y leer, sobre todo en internet. Sin embargo, a pesar de tanta información, o precisamente por tanto exceso, muchos son los que no tienen claro cómo sacar el máximo partido a sus recursos, su tiempo, sus posibilidades y lograr así sus objetivos y los de su empresa.

Llevar a la práctica tantas técnicas y métodos aparentemente prácticos, efectivos e interesantes no es tarea sencilla… Unas veces porque se trata de acciones concretas que no sabes cómo encajar en tu plan; otras veces porque sencillamente no te da tiempo de aprender y poner en práctica tanta teoría. La consecuencia directa de ello es la implementación de estrategias o acciones que ni siquiera sabes si resultarán eficaces.

Si este es tu caso, ¡no desesperes!, todos hemos pasado por una situación similar…

La clave no está en ir poniendo en práctica acciones aisladas, sino en diseñar un plan estratégico que permita ir avanzando de manera realista hacia los objetivos; que permita análisis que nos indiquen de lo que funciona y lo que no, para así poder mejorar o  sustituir acciones en pro del desarrollo de nuestro proyecto.
Fácil, no es, pero nadie había dicho que lo fuera; y a imposible le sobran dos primeras letras. Así que veamos cómo podemos avanzar en este sentido…

Primer paso: definir muy bien el objetivo

Si no sabes lo que queremos, difícilmente podremos actuar para llegar a conseguirlo.

No vas a necesitar el mismo tiempo, ni los mismos recursos, las mismas estrategias o el mismo presupuesto si tu objetivo es aumentar tu lista de suscriptores, que si lo que quieres es generar visibilidad de tu empresa y/o servicios o productos.

Define muy bien el objetivo principal. Sin él, avanzar en una línea coherente y que nos otorgue efectividad, no es posible. Pero además, los objetivos deben contar con algunas características de las que ya he hablado alguna vez: tienen que concretos, realistas y medibles.

Elige la/s estrategia/s para alcanzar el objetivo

Una vez que tenemos bien claro lo que queremos, conviene hacer una lista de las posibles acciones  que nos pueden permitir acercarnos a ello.

Dependiendo de tu objetivo, puedes recurrir a un sinfín de estrategias: marketing de contenidos, vídeos, publicidad, concursos, sorteos, email marketing, etc.
En función de tu objetivo podrás, unas estrategias serán más convenientes a priori que otras… No es necesario implementar todo, sino lo que mayor beneficio te va a reportar de cara a tus objetivos y, sobre todo, dominar muy bien esas acciones.

Pero no solo se trata de definir un objetivo y plantear algunas estrategias para lograrlo, habrá también que tener en cuenta los recursos de los que dispones y hacer que encajen en ese plan que estás desarrollando. No es lo mismo disponer de tiempo libre y poder dedicarlo a algunas tareas de tu plan, que no disponer de él; como tampoco es lo mismo contar con un presupuesto que poder destina a publicidad, que no contar con él, por ejemplo.

Plan de acción

Con un objetivo claro y una estrategia definida, lo que queda es pasar a la acción. Y es aquí donde todo se complica… porque aparece la incertidumbre, los miedos, la procrastinación y, si no sabemos gestionar todo, también la desmotivación.

Aquí tienes que trabajar duro, no solo llevar a cabo tu estrategia, sino para vencer todos esos miedos que solo sirven para paralizarte.

Una forma efectiva de seguir la estrategia es realizar listas con tus actividades o acciones diarias, semanales, etc. Te aseguro que a medida que vayas viendo pequeños avances, logros, que te van acercando a tus objetivos, entonces será más fácil continuar porque aumentará tu motivación.

 

Ciuda el tono de voz (de tu marca)

tono de voz de la marcaLo que dices, las palabras que utilizas para decirlo y tu manera de hablar define a tu negocio. Eso es lo que se conoce como «tono de voz» de una marca y, hoy por hoy, es uno de los factores más importantes de la misma.

 

Prácticamente en cualquier sector la competencia es muy grande. Todas las empresas dicen, hablan y hasta gritan a la vez porque han venido para vender. Pero no quien más grite obtendrá más atención. Los usuarios y clientes son cada vez más exigentes… Si quieres que te escuchen, la cave no está en gritar más fuerte, sino en hablar diferente.

El tono de voz no se construye solo con las palabras, se define también con los detalles, las expresiones utilizadas por la marca, los términos, la longitud de las frases que lanza, el storytelling, el ritmo de redacción… Y es algo que abarca toda la comunicación de la marca o empresa, no solo en los medios sociales o en el contenido de la web o el blog, también en los anuncios y publicidad, en cada email, etc.

La verdadera clave está en encontrar nuestro propio tono de voz. Pero, ¿cómo encontrarlo?
En mi opinión, debes buscar en tus valores y tu forma de pensar, es ahí donde encontrarás las raíces de tu voz.

Es muy habitual y diría que hasta normal, que aparezcan dudas a la hora de ponernos frente al ordenador y lanzar un mensaje. A veces recurrimos a una formalidad que alguien nos hizo creer necesaria para transmitir credibilidad, pero en realidad no somos así; otras veces recurrimos a un tono demasiado happy por creerlo más cercano, y es posible que tampoco se corresponsal con nuestra personalidad y valores (y los de nuestra empresa)… entonces, difícilmente funcionará.

No hay nada de malo en imprimir a la imagen de tu marca seriedad o simpatía, siempre que estas características formen parte de su naturaleza. Pero tampoco tiene nada de malo el sarcasmo, la ironía si es lo que realmente forma parte de tu naturaleza… y  siempre que lo conviertas en un arma de comunicación.

Muchas veces, la complicación no está tanto en encontrar el tono de voz, sino en atreverse a utilizarlo…

Nadie más habla como tú, puedes aprovechar la fuerza de las palabras para convertirlas en un herramienta que te ayude a diferenciarte de los demás, a que te reconozcan por ello y a conectar con tus clientes.

En un principio no resulta fácil, por lo que quizá hacer una lista te ayude a definir si vas a dirigirte a los usuarios y clientes de tú a tú o utilizando el vosotros; si vas a adoptar un tono serio y formal o te encaja más un tono con que de humor, por ejemplo; si tu tono se inclinará hacia lo racional o más por lo emocional, etc.

Definir el tono de voz de tu marca, contar con un tono propio, no es algo banal o sin importancia, de ello depende tu credibilidad, la confianza que transmitas, te permite marcar una diferencia entre tus competidores y también conectar con tu audiencia.

 

 

Captar clientes con tu página ‘quién soy’

página quién soy

La página «quién soy» o «sobre mí» es una de las páginas más visitadas de la mayoría de webs y blogs. Tiene sentido, ya que todos, cuando llegamos a una web que no conocíamos, buscamos información acerca de su autor.

 

Esta página en nuestra web no es solo algo que debe estar por cumplir con lo que se supone que es lo correcto, es mucho más. Rellenar esta página por rellenarla, sin contar con una estrategia, es un error llevarnos a perder clientes.

La primera impresión es la que cuenta, dicen. Y nuestra página «quién soy» es una gran oportunidad para causar esa impresión que queremos. Por ello, es muy importante elaborar esta página de manera estratégica, prestando mucho cuidado no solo a la redacción y lo que decimos, sino también al contenido visual; debemos hacer de ella una página que ‘atrape’ a todo el que llega a ella.

Antes de decir qué poner en tu página «quién soy» tendrás que diferenciar si tu web es un blog, un ecommerce, una página profesional…
Cómo enfocar lo que dices y la imagen que acompañará tu presentación dependerá mucho del sector y tu actividad profesional. Debes aprender a presentarte de manera seria y profesional, pero también siendo original.

Quizá no es fácil, pero es un apartado muy importante de tu web, por lo que merece que le dediques todo el tiempo necesario.
Busca y rebusca en ti, en tu personalidad, pon sobre el papel tus valores, el camino recorrido y el que quieres recorrer, toda la honestidad y… remueve bien todos los ingredientes, estoy seguro que acabarás encontrando las palabras exactas.

¡Ah! Y no olvides el poder de las imágenes. Según las estadísticas, los usuarios leen menos de 30% de las palabras del texto. Y también las estadísticas dicen que las imágenes tienen un mayor poder y el 40% de los usuarios responde mejor ante ellas que ante textos.
Escoge una imagen acorde a tu actividad y personalidad, pero que resulte espectacular.